29 abr. 2009

QUIZAS MAÑANA

De pequeño crees en el Hombre Lobo, en Drácula, en la Momia…, en definitiva ,en monstruos. Tus educadores te convencen de que los monstruos no existen y cuando creces te das cuanta de que es falso, de que en realidad los monstruos existen solo que no son tan “llamativos” .
En ocasiones solo los puedes detectar por la cantidad de veces que sus mujeres acuden al médico con lesiones .

QUIZÁS MAÑANA

Era de noche. La carretera secundaria estaba mal iluminada, quizás fué por eso o quizás por la excesiva velocidad de aquel auto, pero lo cierto es que el conductor no llegó a ver el camino de tierra que se adentraba en el bosque.
El camino estaba medio sepultado por la vegetación y únicamente era transitable a pié. No tendría más de 200 metros e iba a parar a una solitaria casa de madera.
A primera vista parecía abandonada , solo la debil luz de una vela a través de una ventana indicaba que alli vivía alguien.
Tres años antes, cuando la compró aquel matrimonio huyendo de la ciudad para iniciar una nueva vida, el aspecto era muy diferente, pero las cosas, a veces, no son como las esperamos y ella no se adaptó bien al lugar.
(Juan) - Juan, no sé si me adaptaré, dijiste cuando la compramos, y lo dijiste cada día durante todo el primer año. Juan, volvamos a la ciudad; Juan, aquí no puedo vivir; Juan, me ahogo aquí sola; Juan, necesito ver gente; Juan, me deprimo…. así todo el puñetero año.
Parece mentira como han cambiado las cosas. El primer año me insunuaste varias veces la posibilidad de dejarme , supongo que después de aquella discusión tan fuerte te calmaste, pero me desilusionaste tanto qué, desde entonces, cada día me digo lo mismo : “ quizás mañana te deje abandonada”.
Tú ya ni me miras, ni me hablas… Eso me entristece porque, en el fondo, aún te quiero.
“Quizás mañana te deje”, pero no se si soportaría no verte más, no se si soportaría no volver a oler tu presencia , quizás mañana te deje …


Diciendo esto, Juan, como cada noche desde hacía 2 años, volvió a cerrar el baul donde había metido el cadaver de su mujer después de degollarla.


Jordi Matamoros Sanchez
En http: www.delirirs-delirios.blogspot.com cada lunes nuevos "delirios"