5 abr. 2009

EL HOMBRE DE NEGRO

(NOVELA POLICIAL BREVE)
Llovía copiosamente. Era tarde pero tenían que llegar. Jano y Berta los habían invitado a pasar un fin de semana en su casa de campo y nunca se les podía decir que no a ellos. Eran los anfitriones ideales.
Su casa era un despliegue de lujos y comodidades .El casco donde estaba la casa ocupaba catorce hectáreas. El parque era espectacular.
Las flores eran un arco iris de colores perfumando todo a su alrededor; los álamos bailaban al compás del viento y su silueta se movía formando dibujos que movilizaban la mente del que los miraba; los alerces se daban la mano; los pinos se erguían orgullosos como despreciando a sus vecinos, los sauces llorones, riéndose de su sensibilidad.
¡Y la casa!, sus veinticuatro habitaciones con sus respectivos baños, la sala de lectura; de juego; la cocina , la misma en la que Rina desplegaba sus habilidades culinarias de cocinas internacionales.
Todo lo que Rina hacía era excelente; sus bocadillos, sus postres; y pese a sus cualidades tenía la humildad de los grandes. Siempre silenciosa, cabizbaja, taciturna, sólo sus manos tenían el vuelo del ave y la agilidad del gato. Sus movimientos eran felinos, parecía que no caminaba, que se desplazaba sobre el piso sin siquiera tocarlo.
La lluvia caía cada vez más fuerte. Braulio iba en silencio debido a su absoluta concentración. Zaira, su esposa, estaba a su lado pero casi ni respiraba del susto que tenía. El la miró y sonrió entre dientes, tendría que llover siempre, así no hablaba,es la única manera de mantenerla callada y sin pelear, pensó Braulio.
¡Cómo habían cambiado sus vidas! ; cuando estudiaba medicina y eran novios era la más maravillosa de las mujeres, comprensiva, cariñosa, compañera; después se recibió y a los pocos meses se casaron.
Al año nació Simón, y luego poco a poco la vida los fue dotando de comodidades, lujos, pero ella siempre quería más, un poco más, las peleas eran la comida diaria.
Hasta que un día dejaron de pelear. Ahora después de casi 20 años de casados, simplemente se ignoraban. Eso estaba bien, no le producía ni angustias ni ansiedades. Sólo lo otro lo tenía mal, ¡si no fuera por eso!.
Saúl y Dina ya habían llegado. Hacía una hora que estaban en el salón disfrutando de un whisky en las rocas y de un café a la turca que era la especialidad de Berta.
Todos reían del día que Dina le tuvo que sacar la muela a Dolores – la mucama de la casa—el susto que tenía era tan grande que temblaba como una hoja.
Desde ese día Dolores no le habló más a Dina, sólo se limitaba a bajar la cabeza cuando la veía _el susto continúa_decía Berta y reía con una risa cristalina y pura que tentaba a quien la oyera.
_Saúl miró a Dina y le dijo entre risas _ ¡todos te tienen miedo!_ y a todos dejás con la boca abierta. Los cuatro rieron de su ocurrencia.
_Jano estaba serio y Berta le preguntó qué pasaba _me preocupa que no lleguen Braulio y Zaira. Ya deberían estar acá.
De eso estaban hablando cuando se divisaron las luces de un auto que entraba por el parque.
_Llegaron, dijo Saúl y salió a su encuentro; Dina lo siguió presurosa hacia la puerta pero ya estaba ahí Dolores, siempre servicial, siempre sumisa y seria, pero atenta hasta del más mínimo detalle.
Hacía poco que Jano y Berta se habían casado y necesitaban una persona de confianza para que les maneje la casa y más que nada se quedara con Berta cuando él viajaba. Los años pasaron y Dolores fue siendo casi un miembro más de la familia, ya hacía 25 años que estaba con ellos. Había venido de su Entre Ríos natal cuando tenía 28 años ; era taciturna y seria como ahora.
Un día golpeó a su puerta; no tenía currículo ni referencias, pero Berta vio sus ojos tristes que pedían auxilio, y sin más, la contrató.
Al poco tiempo le dijo que le contaría por qué escapó de Entre Ríos… pero nunca más habló de ello. Nunca llamó a nadie. Nunca nadie la llamó. Nunca Berta preguntó. Coralia, la hija de Jano y Berta, la amaba . Le decía “mamina” y recalcaba a todos que era la abuela que nunca tuvo (aunque la quería como tal).
Braulio y Zaira entraron, estaban mojados y temblorosos, pero contentos de haber llegado. Dieron sus bolsos a Dolores y pasaron a la Sala. Al rato ya todos estaban riendo y charlando acaloradamente pues estaban discutiendo de un tema de suma actualidad, todo estaba en su lugar; ya todos los invitados habían llegado.
Después de media hora de plática Dolores anunció que la mesa estaba servida y la comida lista. Apresuradamente pasaron todos al comedor, realmente tenían mucho hambre .
Estaban sentados y ya habían comenzado a degustar la comida cuando sonó el timbre insistentemente; Jano se sorprendió y se paró presuroso para abrir; Dolores ya llegaba a la puerta pero él le dijo que se ocupaba.
Cuando abrió se encontró con un hombre elegante, de unos cincuenta y tantos años, calado hasta los huesos y con los zapatos que casi ni se veían del barro que tenían.
_¿Señor?_ dijo Jano _¿ En qué puedo servirlo?
_Mucho gusto _me llamo Vito Mastrangelo y no sé qué le pasa al auto que se paró y no lo puedo hacer arrancar, encima de eso me quedé sin batería en el celular.
_No se haga problemas, pase hombre, , pase, por lo menos no seguirá mojándose, venga, sígame, lo acompaño hasta donde está el teléfono.
_Gracias. ¡Muchísimas gracias!
Tomó el teléfono, marcó el número del taller mecánico de su confianza pero cuando le dijo el lugar donde se encontraba le dijeron que recién irían al día siguiente debido a la lluvia y a las condiciones del camino.
Vito iba a decirle a Jano lo que le dijo el tallerista cuando se apagaron las luces, justo pasaba cerca de una ventana y le pareció ver las luces de un auto, pero cuando se acercóno vio nada, debió haber sido una ilusión óptica pensó, y siguió su camino.
_De pronto apareció Jano con una vela en la mano. ¿Qué pasó Vito?, ¿solucionó el problema?. No señor Jano, hasta mañana no pueden venir, así que me voy a dormir al auto.
_¡De ninguna manera!, le presto ropa seca, se cambia y luego viene a cenar con nosotros. Le voy a presentar a mis amigos. Nos conocemos desde hace muchos años y ya casi es un rito el encontrarnos una vez al mes a pasar juntos todo un fin de semana.
Dolores lo acompañará al dormitorio, luego lo espero en el comedor. Yo no quiero molestar, pero realmente no tengo opciones, gracias, ya estoy con usted.
_Vito llegó al comedor. Ya todos sabían de su existencia, Jano los fue presentando, cuando terminó, Vito dijo _Bueno, ahora es mi turno _me llamo Vito Mastrángelo soy viudo, no tengo hijos, sólo un sobrino que se llama Angelo Giacusso, que es como si lo fuera. Me ayuda en mis negocios, me dedico a Bienes Raíces .
Angelo debe estar preocupado si no me comunico, no quería que saliera por la tormenta que se acercaba….debí hacerle caso.
_¡No importa Vito!, ha encontrado a un grupo que bien podrían llegar a ser nuevos amigos, está bajo techo, hay buena comida y buen vino, ¿ podría haber sido peor, verdad? _ dijo Jano._ Si, tiene razón, disfrutaré este momento junto a Uds., luego le avisaré a Angelo.
La tormenta cada vez arreciaba más. Los relámpagos iluminaban la sala como saetas explosivas. Los truenos parecían roncos y eternos y el ruido del agua que llevaba el río en su caudal sonaba cada vez más cercano.
Pese a que la conversación era amena, flotaba en el aire un dejo de preocupación ,ojalá no se den cuenta de que el cuadal del río podría llevarse el puente _ pensó Jano—esto sería realmente alarmante, quedaríamos aislados por completo.
Sonaron las doce campanadas del reloj del comedor. Estaban terminando de tomar un delicioso café cuando decidieron ir a sus habitaciones. Ya la tormenta amainaba.
Cada uno tomó las habitaciones que le indicaron. Los últimos en retirarse fueron Jano y Berta. Estaban contentos por la velada y más tranquilos porque la tormenta se estaba retirando.
Eran las tres de la mañana. Saúl daba vueltas en la cama por un fuerte dolor de estómago, Dina se despertó malhumorada _¿ Qué te pasa?_ Dijo , ¡ hace como una hora que estás molestando y no me dejás dormir! _Es que tengo un terrible dolor de estómago, ya no se cómo acomodarme en la cama.
_¿ Por qué no le decís a Braulio que te vea?. El te va a dar algo, sabés que siempre tiene el maletín provisto de toda clase de medicamentos .
----Sí, tenés razón, eso voy a hacer.
Se puso las chinelas, la bata, y salió de la habitación. Dina automáticamente se quedó dormida.
Unos golpes insistentes en la puerta de la habitación despertaron a Dina. Abrió los ojos y la luz que entraba por la ventana hizo que los cerrara nuevamente.
_¿Qué pasa?, ¿ Qué hora es?, miró el reloj, marcaba las 6.30 hs. .Volteó
hacia el costado y no vio a Saúl_pase , pase, dijo semidormida_¿ Quién es?
Soy yo, dijo Berta. Todavía llevaba puesto su pijama. Entró, su cara tenía la expresión desfigurada; sus ojos parecían rojizos y llorosos. Se sentó en la cama, Dina vio cómo le temblaban las manos.
_¿Qué pasa Berta?, me estas asustando
Sucedió algo terrible. No es fácil lo que tengo que decirte, pero debo hacerlo….
Cuando Rina iba al comedor a preparar el desayuno encontró a Saúl tirado en el piso al pie de la escalera central; enseguida nos avisó….. llamamos a Braulio, pero lamentablemente ya no se pudo hacer nada.
_¿Qué me estas diciendo?, ¿que Saúl?
_Sí, Dina, aparentemente cayó por la escalera y… Berta no pudo terminar de hablar. Dina saltó de la cama y salió corriendo de la habitación, corrió por el pasillo y comenzó a bajar las escaleras, ya en la mitad vio, al pie de la misma, el cuerpo sin vida de Saúl, y a su lado, a Braulio, Zaira, Jano y Dolores.
Sus pasos fueron haciéndose cada vez más pausados, Braulio subió los pocos
escalones que los separaba, le pasó la mano por sus hombros y sólo dijo…. ¡Lo lamento!.
_ ¿Pero, qué sucedió? _ dijo Dina_ Por Dios , que alguien me explique.
_No sabemos, posiblemente rodó por la escalera _dijo Jano.
Anoche no se sentía bien _ comentó Dina _ acusaba un fuerte dolor de estómago, yo le dije que te viera Braulio, eran las 3 de la mañana. Vi la hora cuando prendió la luz para ponerse las chinelas, pero luego apagó la luz y se fue.
Me quedé profundamente dormida hasta recién , que me despertó Berta.
Esto no puede estar pasando. Dina se arrojó sobre Saúl llorando desconsoladamente.

Dolores y Berta, calladas, pero profundamente turbadas por la situación, levantaron a Dina y la llevaron a su habitación.
Jano dijo_ llevémoslo a una habitación y llamemos a la policía.
No, dijo Braulio….”primero” hay que avisar a la policía y recién después “y con su autorización” podremos mover el cadáver. Muy bien, conozco al Comisario, yo lo llamo.
Eran las 7.30 cuando arribó a la mansión el Comisario Principal Juan Villamil con su ayudante Mario Cuevas y el Médico Forense Roque Talbo.
Villamil llevaba 23 años en la fuerza; tenía 45 años de edad era el Jefe del Departamento de Investigaciones Criminalísticas.
Su sagacidad e intuición eran reconocidas por todo el personal policial, nadie dudaba de que no había crimen que Villamil no pudiera resolver; lo acompañaba en sus investigaciones el Oficial Mario Cuevas, de 29 años de edad, con sólo 7 años en lafuerza.
Joven, pujante, y con una de las mentes mas deslumbrantes de los últimos
tiempos en la materia.
Mientras el Médico Forense se ocupaba de investigar sobre el cadáver de Saúl, el Comisario y su Ayudante hacían un rastrillaje en el lugar del hecho. Nada quedó librado al azar, todo se vio, todo se anotó, todo se fotografió.
Luego de una hora , el Dr. le dijo al Comisario que ya nada más se podía hacer ahí; que lo trasladaría a la morgue para hacer la autopsia correspondiente.
Decime Roque -_dijo el comisario_ ¿pudiste determinar la hora y la causa de la muerte? Mirá, exactamente lo diré luego de la autopsia, ahora sólo le tomé la temperatura del hígado.
De acuerdo a ello me da que murió entre las 3 y las 4 de la madrugada en cuanto a la causa, “aparentemente” está desnucado, posiblemente fueron los escalones, pero el informe exhaustivo y final te lo daré luego, vos sabés cómo es mi manera de trabajar .
Por supuesto Roque, luego nos vemos en la morgue, si surge algo comunicate a mi celular. _¡ Hecho!
Juan Villamil hizo pasar a la Policía Forense y les ordenó que lleven el cadáver a la morgue Central.
¿ Qué opinás Mario?, ¿ Qué dice tu instinto? _dijo Villamil.
_Mire Jefe, yo llamaría a todos a ver qué dice cada uno y qué coartada tienen. Tienes razón _dijo Villamil _¡ hagámoslo!.
En el comedor estaban Braulio, Zaira., Dina, Jano, Berta, Vito, Rina y Dolores.
Todos fueron interrogados pero cada uno tenía la coartada perfecta; Braulio y Zaira dormían y no escucharon a nadie; Jano y Berta también habían estado durmiendo, Dina volvió a contar lo ya contado respecto al dolor de estómago de su marido.
Vito dijo haber ido a la cocina alrededor de la una a tomar un vaso de agua, pues el fiambre siempre le producía sed, y Rina y Dolores durmieron toda la noche, se despertaron a las 5.30 hs.
Mientras tomaban mate limpiaron la cocina y cuando Rina iba hacia el comedor a preparar la mesa para el desayuno fue cuando encontró a Saúl.
Llamó urgente a Dolores que aún estaba en la cocina , y ésta, luego de ver a Saúl corrió a la habitación de los señores quienes en cinco minutos ya estaban al pie de la escalera.
Jano, ante esta situación llamó a Braulio.
Todo lo demás ya lo sabían. Tanto Jefe como ayudante se miraron y no necesitaron decir más.
Dieron las gracias,las condolencias y manifestaron que se retiraban a la Unidad Policial dejando antes muy bien aclarado de que nadie podía irse del pueblo hasta que él lo autorizara, y que el cadáver sería entregado a los familiares luego de haber hecho la autopsia y de haber recibido la autorización del Juez.
Se fueron a la Comisaría. No hablaban. Cada uno pensaba en caminos diferentes. Tomaron un café bien cargado pues no habían desayunado, hicieron un croquis de la situación y luego comenzaron a trabajar sobre un tema de hurto sucedido hacía dos noches, ya estaba detenido el sospechoso, sólo faltaba su declaración.Estaba terminando de hacer el sumario cuando el Agente Farías le avisó que la comida estaba lista.
Villamil pensó, ¡Dios mío! , el tiempo vuela, ya son las 12.30 hs. ni me dí cuenta de la rapidez con que pasó la hora y el Doc todavía no me avisó del resultado de la autopsia.
_Cuevas , Cuevas , _llamó el Comisario _Sí, sí, Jefe, ¿qué necesita? contestó éste (venía desde la cocina , masticando), estos jóvenes siempre tienen hambre _pensó Villamil_ Vaya a la Morgue a pedir el informe, es raro que el Doc todavía no nos llamó. Si está listo tráigalo. Si aún no lo hizo, traiga un informe oral, pero traiga algo hombre que tenemos que entregar el cuerpo a sus familiares.
A los veinte minutos volvió Cuevas; parecía que venía de la guerra……
_ ¡Jefe! ------ gritaba ----- ¡Jefe!, acá estoy Mario, ¿que pasa?

_¡Jefe!….. gritaba y jadeaba…… ¡al Doc lo mataron!
_¿Cómo?,¿qué estás diciendo?, ¡Tomaste vino recién!
_ No Jefe, ¡está muerto! Lo encontré tirado al lado del cadáver de Saúl
Larroux, aparentemente, y por la marca en el cuello, lo ahorcaron con una tanza.
_Villamil se sentó de golpe. Su cara palideció… ¡Esto sí que se había complicado!
Aunque ya estaba acostumbrado a estos casos, ahora se trataba de un amigo. Hacía 18 años que trabajaban juntos; un dolor muy fuerte le apretaba el pecho. Se aflojó la corbata, se reclinó para atrás en su asiento y con una voz que sonaba como de otro planeta dijo ---- Esto no queda así. Aunque me vaya la vida en el intento voy a descubrir estos crímenes… lo juro…. ¡aunque me vaya la vida!
Villamil llamó al jefe de Policía Departamental y lo puso al tanto de lo sucedido. El Comisario General Rainero le dijo que le mandaba la Brigada Especial de Investigaciones con sede en Vera y Jurisdicción en toda la Provincia y que además irían dos de los mejores Médicos Forenses de la Provincia.
El Comisario agradeció aunque ya sabía que cuando la víctima era uno de ellos todos los esfuerzos eran poco. Inmediatamente le informó todo al Jefe de Zona, éste también le ofreció mandar un grupo especializado en criminología.
Debido a la corta distancia, éstos fueron los primeros en llegar, traían al Médico Forense Dr. Gustavo Luis Mancini quien inmediatamente se fue a la morgue.
El Comisario le explicó a los familiares de Saúl que se seguiría dilatando la entrega del cadáver y los puso al tanto de lo sucedido.
Luego llamó a Costa y ambos fueron al encuentro del Forense. Habían encontrado el informe comenzado por Roque. No lo había podido terminar
pero la causa de la muerte era clara y concisa…. “Envenenamiento”.
Los estudios preliminares decían que el veneno utilizado era el Cuaima (veneno de una serpiente muy venenosa de Venezuela), esto le produjo, al principio, fuertes dolores de estómago, luego una Agnosia, considerada como una alteración patológica de la percepción que consiste en la incapacidad de identificar las sensaciones recibidas.
La vena Basilica del brazo estaba destrozada debido a la gran inflamación
producida por el veneno.Las conclusiones eran ….”Muerte por envenenamiento”….. la caída de la escalera no fue el detonante. Ya estaba muerto cuando cayó.
Como no estaba terminado el informe , el forense propuso una nueva autopsia, cosa que es aceptada por toda la plana mayor. Ambas demorarían aproximadamente tres horas; luego de ello posiblemente el panorama estaría más claro.Empezarían con la de Saúl y luego harían la del Doc.
La autopsia de Saúl no presentó variable alguna.El motivo fue la ingesta de
Cuaima, veneno muy fuerte que le destruyó todos los órganos, el hígado estaba pulverizado; el doctor Manzini nunca había visto nada parecido.
Por supuesto de que el paro cardiorrespiratorio era también una consecuencia del veneno . La hora de la muerte fue estipulada entre las tres y las cuatro de la mañana, tal como había dicho Roque.
En cuanto a la autopsia realizada al médico forense Roque Talbo, se dictaminó: muerte por extrangulamiento mecánico. Con los rayos ultravioletas se detectaban marcas de dedos en el cuello solo para disimular dejaron un trozo de tanza cerca del cadáver pero ésta no provocó su muerte. Su tráquea estaba rota .
Aparentemente el agresor no le dio mucho tiempo para defenderse, sólo debajo de una uña pudo sacarse restos de tejido epitelial y ya lo estaban procesando para obtener el ADN y cotejarlo con la base de datos. La hora de la muerte fue fijada entre las 9.30 y las 10.30 hs..
El Comisario Villamil junto con su ayudante Cuevas se fueron al Despacho principal con los informes médicos. En el trayecto ordenaron a todos los detectives de la sección Criminalística que fueran a su Oficina, a una reunión que comenzaría en diez minutos.
Eran las seis de la tarde y ya estaban reunidos, impresionaba ver a todas esas mentes brillantes juntas.Todos tenían una copia del informe en la mano y un cuaderno de apuntes en la otra.
_Revisemos los detalles --- dijo Villamil. Mario, poné a todos al tanto de lo que
observamos en la mansión.
----Se hizo un rastrillaje muy minucioso--- comenzó diciendo Mario---- y todo estaba en su lugar.No había puertas ni ventanas forzadas, sólo dos ventanas del piso superior estaban abiertas pero no había ningún rastro de que alguien hubiera subido por ahí.
_Cerca del cadáver pudimos juntar dos o tres cabellos que estaban en la alfombra,. El laboratorio lo está investigando, pero pueden ser de cualquiera, hay que esperar. Si resolvemos quién mató a Saúl, éste nos llevará al asesino del doctor. Lo importante también es saber el móvil de este asesinato.
_Se agruparán de a dos -----dijo el Comisario---- y cada grupo investigará a los que estaban en la casa el día del asesinato,¡TODO!, Investigarán todo, quiero saber “hasta la ropa interior que usaban “.
_ Mañana a las 8 nos encontramos acá a desayunar y mientras lo hacemos leemos los informes. Cada uno tiene en la mesa el cronograma de actividades y con quién trabajarán. ¡A trabajar!,¡Nos vemos mañana!
Eran las 8 de la mañana cuando ya todos estaban sentados y degustando un rico y caliente café con leche; las medialunas desaparecieron como por arte de magia; tenían los rostros cansados; comentaban lo poco que habían dormido, sus voces eran suaves y bajas, con una cadencia muy especial, esa que sólo da las horas de insomnio o de mucho trabajo…. o de ambas cosas.
El primer grupo, formado por Juan Villamil y Mario Cuevas eran los coordinadores,. Juan le indicó al segundo grupo, formado por los detectives Mario Bishop y José Llop que dijeran qué habían averiguado.
---Averiguamos que el occiso tenía un Seguro de Vida por valor de dos millones de dólares,. Fuimos a “La Segunda”, compañía Aseguradora y su Gerente mostró una excelente disposición, nos mostró sus registros sin necesidad de una orden judicial.
_¿ Adivinen quién es la beneficiaria de semejante cantidad de dinero?.... ¡su esposa! ---dijeron todos------ Exactamente, la beneficiaria del 100 % del seguro es su esposa Dina Vega, odontóloga, de 35 años de edad, 15 años de casados. Samuel hizo el seguro hace aproximadamente un mes, le dijo al Gerente que lo hacía porque era la manera de dejar cubierta a su esposa si algo le pasaba. Nos pareció, sinceramente, como que estaba abriendo el paraguas.
_¡Ajá!, pasemos al tercer grupo, ¿qué averiguaron ustedes? (este grupo
estaba formado por los Detectives Lorenzo Maimo y Martín Seguí ).
_Lorenzo dijo----- Nosotros nos metimos un poco más profundo en la vida del
matrimonio y sus entretelones, y con mucha discreción algunos de sus amigos más íntimos hablaron de una relación amorosa entre Braulio y Dina.
_ Según los datos, esta relación comenzó ya hace más de un año. Al principio fue muy discreta, pero ya ahora era muy poco lo que disimulaban, algunos creían que Saúl o lo sabía o lo sospechaba.
_El cuarto y último grupo, formado por los Detectives Sebastián Andrada y Manuel Onofre, corroboraron las expresiones anteriores.
_ Muy bien, han trabajado fuerte y seguro.-.- - ¿Qué opinan de los datos recabados?
_El Detective Bishop dijo---creo que acá tenemos a dos sospechosos, por un lado Dina, cuyo móvil pudo haber sido el dinero; y por el otro lado a Braulio cuyo móvil bien podría ser el amor por Dina.

_También podrían ser ambos, dijo Maimo.----Si Braulio sabía del dinero y Dina estaba enamorada, muy bien podrían haberse puesto de acuerdo para matarlo y quedarse con todo. El plan era simple, al morir Saúl, Braulio se quedaba con la mujer y su dinero, y Dina con el dinero de su marido y con su amante. ¡Todo cierra!
_Muy bien…. Han trabajado mucho y descansado poco, pero no olviden que en esta profesión no siempre es real todo lo que parece serlo, como así también mucho de lo que creemos como mentira no lo es.
_Sigamos trabajando con estas hipótesis y con cualquiera otra que nos pueda parecer interesante. Nos encontramos acá a las 20 horas. Y quiero……no, ¡exijo! muchas más averiguaciones; muchos más detalles , especialmente los íntimos. Alguien debe saber si Saúl sabía que Braulio era el amante de su mujer. Averiguen todo lo que puedan….¡Hasta luego!
_Cuando todos se fueron, Villamil y Acosta se sentaron a trabajar.
_¿Qué opinás Mario?, ¿qué versión te parece la más sólida?
_Mirá Juan, en realidad ninguna de las dos versiones me convencen. Me parece demasiado infantil toda esta puesta en escena, yo presiento algo más. Si me autorizas quiero averiguar de las otras personas que estaban en la casa. ¿Qué te parece?
---¿Qué estás esperando para hacerlo?—Dale, corré…..corré.
_ Mario salió de la Seccional. Su destino era incierto. ¿Por dónde empezaría?.Sus pasos lo llevaron al auto, cuando se sentó en él ya sabía que iría a la Mansión.
Eran las once cuando llegó. Se anunció por el portero eléctrico y las rejas se abrieron permitiéndole entrar. En la escalinata comprobó si tenía todo : el revólver; las esposas, la credencial, el cuadernillo de anotaciones…. Sí, todo estaba en su lugar. Recién entonces tocó el timbre. Al minuto, Rina estaba abriendo la puerta.
El reloj de la sala principal dio una campanada, recién ahí Mario se dio cuenta de todo lo que había hablado y de cuántos datos tenía, y además de cuántos para seguir investigando. Saludó a Rina, le agradeció y se marchó.
_Ya en el auto tomó el celular y llamó a Villamil -----Jefe-----le dijo, me voy a Villa María Grande, Entre Ríos. ¿Cómo?, ¿tiene algo que ver con el caso este viaje?, sí, estuve en la Mansión con Rina, toda su historia y coartada yo ya la tenía corroborada, pero no así la de la otra empleada…. Dolores.
_Parece que un día se vino desde Entre Ríos escapada y nadie sabe por qué, eso voy a averiguar. Paso por casa a recoger un poco de ropa y luego me voy. Lo tengo al tanto. ¡Por supuesto!, ¡llamá pronto y andá con cuidado!
Eran las 20 horas cuando estaba bajando el bolso para alojarse en el Hotel “Sol” de Villa María Grande. Unos pocos lugareños se lo habían indicado como el mejor de la ciudad. Bueno, limpio, barato; en realidad era todo lo que necesitaba.
_Dio sus datos al conserje, éste le preguntó se cenaría ahí……. Sí, dijo Marcos---- me voy a dar un baño y luego me recuesto porque estoy muy cansado por el viaje, pero por favor llámeme en el horario de la cena, que…..¿ a qué hora será?
_A partir de las 21.30 hs. está abierto el comedor y así sigue hasta las 23 hs. luego de esa hora sólo tenemos sándwiches fríos y calientes.
_No, por favor, llámeme a las 22 hs. voy a cenar, estoy famélico.
Cuando llamaron a la puerta se sobresaltó. Eran las 22 hs. , ya era tiempo de ir a cenar. Le pareció que había dormido sólo cinco minutos; realmente estaba muy cansado. La cena lo reanimaría.
Bajó al comedor. No había mucha gente, sólo algún lugareño y algún que otro
viajante.
Se sentó cerca de una ventana que daba a la vereda, el aroma que inundaba el Restó era agradable, dulzón, profundo.
En la mesa que estaba a su lado, un hombre taciturno, con el rostro surcado por las arrugas que sólo producen los años y los sinsabores de la vida , tomaba parsimoniosamente un plato de sopa.
Mario llamó al mozo. Este le ofreció el plato del día : “Dorado a la parrilla con guarnición de papas y ensalada mixta “.
_Está bien, tráigalo.
_¿Y de beber?
_Tráigame un Santa Isabel tinto, un sifón y cubitos.
_Cómo no…. ¡Ya le hago marchar el pedido!
Mientras esperaba la comida hacía un pantallazo general del lugar, a los 10 minutos llegó el mozo con “una picadita” para ir tirando le dijo…… y mientras le servía el vino llegó la pregunta inevitable----- ¿ de vacaciones?.......¿de negocios?.
_En realidad estoy trabajando, pero es un trabajo muy especial, soy Policía, del
Departamento VIII de la Policía de la Provincia de Santa Fe, con asiento en la localidad de Melincué, en el Departamento General López, y vengo a averiguar datos de una persona que hace muchos años vivió acá.
_¡ Ajá! …. ¿Y a quién busca si es que puede saberse?
_Si….si… no es ningún secreto, busco a algún familiar de la Sra. Dolores Noguera que ya hace veinticinco años se fue de este lugar.
---Noguera….Noguera…. acá hay mucha gente con ese apellido, pero casi todos viven en la otra zona. Pero claro, si hace 25 años que se fue yo no puedo acordarme porque en ese momento tenía 5 años.Pero no se preocupe, mañana pregunte a algún lugareño y estoy seguro que le contará con pelos y señales. Acá es así, todo el mundo conoce la vida del otro.
_Bueno voy a buscarle el pescado porque si sigo hablando se va a venir
solo a la mesa.
Mario rió de la ocurrencia y agradeció en mente que le trajera el pescado, estaba muerto de hambre.Mientras tanto comenzó a atacar de lleno a la picadita .
El señor de la mesa de al lado lo miró fijo y le dijo :….” Perdone mi intromisión pero no puede evitar oir que está buscando a “la “ Dolores Noguera, ¿qué hizo?,.. ¿a quién mató ahora?
_¡Perdón!, ¿qué dice?, ¿cómo a quién mató ahora?, ¿cuénteme a quién mató antes?
_Yo no soy quien para contestarle pero hágame caso, mañana no vaya a preguntar a sus familiares, vaya a la Comisaría, nadie mejor que ellos para contarle.
Dijo eso, se levantó, pagó en el mostrador y con la misma rapidez, se fue.
_¡Mozo!, ¡Mozo!, gritó Mario.
_ Sí…. ¿qué pasó?
_¿Quién era el hombre que estaba sentado en esa mesa?
_No sabría decirle, lo tengo visto, pero no sé quién es….. ¿por qué?, ¿pasó algo?, ¿lo molestó?
_No… no… todo está bien…..¡ gracias!
_Mario tomó el celular, marcó el número de Villamil y le contó lo sucedido.
Eran las 8.15 hs. y ya estaba listo; bañado, desayunado y caminando hacia la
Comisaría. El Agente que estaba en la Sala de Guardia lo atendió. Mario se presentó, le mostró su credencial y pidió hablar con el Comisario o con el Titular de la Comisaría. Lo hicieron pasar a una Oficina contigua y le dijo---- “Espere por favor, el Comisario ya viene “.
A los cinco minutos se oyó una voz ronca , de fumador nato, que venía dando órdenes por un pasillo, de pronto apareció en la puerta entrando como una tromba.
Perdón…. perdón por la tardanza… usted debe de ser el Detective Cuevas. Soy el Comisario Domingo Muñoz y estoy a sus órdenes…. ¿qué lo trae por acá?
Mario le contó todo al Comisario, mate por medio, ya que a los segundos de estar sentado frente a su escritorio apareció otro Agente con un equipo de mate….—Acá vivimos a mate---- dijo riendo el comisario…. ¿usted gusta detective?.----¡Por supuesto! dijo Mario…. ¡Lo acompaño!
_ Es por eso que vengo a preguntar sobre Dolores Noguera, pero ese es el único dato que tengo. Anoche, mientras cenaba, un masculino sentado cerca de mí escuchó que le preguntaba al mozo por ella y me dijo… ¿ Qué hizo…. A quién mató ahora? ; pero no pude preguntarle más nada porque se fue raudamente y el mozo no lo conocía.
-Mire Detective, yo no estaba en ese entonces, como supondrá, pero acompáñeme a la Sala de Archivos, que si hubo un caso, ahí está seguro.
_Bien, vamos, lo sigo.
Cientos de archivos estaban prolijamente ubicados. Cada caso tenía una caja donde estaba su carátula y su número de Expediente; todas apiladas y respetando el abecedario. Muchas cajas tenían carátulas que iniciaban con “N”, buscaron afanosamente pero no encontraron nada.
_El Comisario dijo----- ¡Vamos al sótano!--- como pasó tanto tiempo posiblemente se haya bajado la caja.
Así lo hicieron, y luego de buscar arduamente la encontraron; los Autos caratulados decían : “NOGUERA, Dolores s/ HOMICIDIO “- (expíe. Nro. 365/1980)…. ¡Acá está!, ¡por fin! Subieron con la caja, el Comisario le dijo---- Ahí está mi Despacho, póngase cómodo; yo debo salir pero cualquier cosa que necesite le pide al Agente Olmos que estará a su disposición. ¡Suerte!
--- Gracias Comisario, empezaré a trabajar ahora mismo.
Estuvo todo el día leyendo el expediente; sólo dejó unos diez minutos para comer un sándwich que le trajo el Agente y al cual agradeció sumamente.
Anotó cuidadosamente todo lo que le pareció interesante; fotocopió otros escritos.Con todo ello, sumado al Resuelvo final formó una interesante carpeta. Ya eran las 20.30 hs.
Estaba por salir cuando apareció el Comisario. De ninguna manera lo dejó ir.
Estaban preparando un asado completo para agasajarlo. No pudo decir que no. Fue al hotel, se bañó, habló con Villamil. Le dijo que volvería al día siguiente con datos muy interesantes. Hecho esto se fue a cenar con sus colegas.
Durmió profundamente, pero antes de las seis ya estaba volviendo; ni siquiera
desayunó, lo haría en la autopista Santa Fe – Rosario. Eran las doce cuando estaba estacionando el auto en el aparcamiento policial. Tomó sus apuntes, su carpeta, y entró raudo. Fue derecho a la oficina del Comisario.
_Acá estás, bueno, a ver, ¿qué nos traes?
_Lo invito a almorzar Jefe, ahí le cuento, realmente estoy muerto de hambre.
_Está bien….. está bien….. vayamos a almorzar.
_ Comieron copiosamente, ya estaban tomando el café cuando Villamil le dijo…..Bueno, ahora si te escucho…..
_ Mire Comi---- Dijo Cuevas, el caso no es tan simple; a Dolores Noguera la encerraron por asesinato en Octubre del año 1981 “aparentemente” era la única culpable de haber matado a su padrastro Nicasio Presta. Nunca hubo pruebas concretas de eso, es por ello que cuando se llegó al juicio oral no se la pudo incriminar por falta de pruebas. Según me comentó el Comisario mientras comíamos el asado, había estado averiguando algo esa misma tarde y aparentemente todo apuntaba a que ella era la asesina, pero como le dije…. “ No había pruebas”.
_ Para tener el panorama más completo pedí antecedentes del occiso y resultó que llegó desde Hernandarias, también es en Entre Ríos, y que había tenido tres entradas por violaciones; dos de menores y la tercera de una adolescente. En el Expediente estaba claro de que la mamá de Dolores conocía estos antecedentes, pero aún así formó pareja con él. Parece que en ese entonces junto con la pareja vivían Dolores y tres hermanos más, ella era la mayor de todos. Pero ya nadie vive ahí, y nadie sabe el paradero de ninguno.
_Entonces, dijo el Comisario, el abanico se va abriendo. Ahora tenemos a tres
sospechosos…. Braulio, Dina y Dolores.
_Como supondrás, nosotros estuvimos trabajando y mucho. Hay algo que nos pasó desapercibido en la autopsia de Saúl. En un ítem dice que el cadáver estaba repleto de Actinismo, y eso es una acción química de las radiaciones luminosas; no le encontramos a eso ninguna explicación lógica. ¿Cómo es posible que Saúl tuviera radiaciones? Es un tema muy puntual que quiero que lo veamos en el equipo.
_Investigamos a Zaira, la mujer de Braulio, se llama Zaira Majud, ama de casa, de 47 años de edad. Es ambiciosa y calculadora. Opinan que sabía de la relación de su marido, pero que la utilizaba para su propio beneficio. Sus amigos dicen que cuando se desborda se ciega y descontrola. Me pregunto…. ¿pudo querer matar a Dina y se equivocó?
_Te digo esto porque analizamos toda la vajilla de la Mansión y se encontró restos del veneno en la taza del café que tomaron en la sala, luego de la cena.
Sumemos a Zaira a la lista de sospechosos------dijo Cuevas.
_También investigamos a los Espíndola; Jairo tiene 53 años, es comerciante, y Berta , su esposa, es de apellido Vando, tiene 50 años y es ama de casa. Hace 25 años que están casados, pero todo está normal con ellos y con su hija Coralia, de 22 años, que está estudiando Analista en Sistemas en la ciudad de Rosario. Por el lado de este matrimonio, todo bien.Nacieron y se criaron en el mismo vecindario y según conocidos y amigos nunca nada raro pasó entre ellos ni con nadie.
_Yo diría que por el momento podríamos descartarlos, ¿no te parece Mario?
_Tendríamos de esperar un poco Jefe; dejémoslos en stand bye, no se olvide que Jano es un super experto en computadoras; pues no sólo las vende, sino que programa, encripta, desencripta, ¡esperemos!
Nos queda Vito Mastrángelo, tiene 59 años, es viudo, se dedica a la venta de
Bienes Raíces junto con su sobrino Angelo Giacusso, que es el hijo de su hermana. Angelo quedó huérfano de chico y vito se lo llevó a vivir con él dándole la atención y cuidado de un verdadero padre.
_Bueno, como verás Mario, todas las cartas están echadas sobre la mesa. El
rompecabezas estas desarmado, tenemos que empezar a ensamblarlo. Vos sabés que todo asesinato es un rompecabezas….. sólo hay que saber cómo ubicar sus piezas.
Cuando Villamil y Cuevas entraron a la Oficina se encontraron que dentro de ella estaba el Jefe de Policía Departamental, el Jefe de Policía de la Provincia y dos personas más que no conocían., ambos vestidos de riguroso traje negro.El Jefe saludó a los recién llegados, los presentó y a su vez presentó a Simón Fourcade y a Evaristo Signor como Jefe y Sub- Jefe respectivamente del SIDE (Servicio de Inteligencia del Estado).
Esto es grave pensó Villamil…. Si el jefe y el Sub- Jefe del Servicio de Inteligencia están acá….. ¡realmente es muy grave!
El jefe dijo…..” a partir de ahora, la SIDE se hace cargo del caso que están
investigando, de manera que se reúnen ahora y le dan todo, absolutamente todo lo que tienen y además le dicen todo lo que saben”
_Pero Jefe…… ¿todo?. ¿No entendió Villamil? ¡Todo!
Estuvieron reunidos mas de cinco horas, luego los de la SIDE tomaron sus carpetas y se fueron tan sigilosamente como llegaron, pero antes de eso solicitaron del Jefe Provincial permiso para que permita que el Comisario Villamil y su ayudante Cuevas sigan trabajando con ellos, bajo previa firma de un convenio de confidencialidad.
Villamil y Cuevas salieron del edificio caminando pausado. Parecía que las piernas le pesaban mil kilos, y por esa razón no podían desplazarse con soltura. Ya fuera del mismo se sentaron en el auto ; Mario prendió un cigarrillo y mirando a Juan le dijo_¿Esto debe de ser groso, no?. Creo que sí, pero no alcanzo a descifrar nada. De cualquier manera en la reunión de mañana algo nos van a decir.
_Yo quiero pedirle un favor Jefe; quisiera ir hasta el Archivo Central. Necesito
datos de Vito Mastrángelo y de su sobrino.
_¿Para qué?, ya los investigamos… de cualquier manera no te lo voy a impedir, sólo te pido que tengas mucho cuidado, ya sabes que no podemos cortarnos solos, si los del SIDE se avivan…¡sonamos!, pero pensándolo bien, y ya que vas, te acompaño. Quiero ver algo de Saúl; algo me quedó dando vueltas y quiero corroborarlo.
Cuando se dieron cuenta ya estaba entrada la madrugada. Decidieron dejar; aunque ada dijeron, cada uno ya casi tenía la respuesta para lo cual habían ido.
-Fueron a la casa de Cuevas. Te veo preocupado_dijo éste _Sí, lo estoy.
_Cuando quise ver el archivo de Saúl, decía CLASIFICADO, al no poder entrar pedí la contraseña, me la dieron sólo cuando me identifiqué y dí mi clave (cosa que ahora los del SIDE ya deben de saber). Cuando entré al Archivo Secreto lo dan como “Agente Clasificado con capacitación en todo lo referente a armamentos, especialmente Nucleares y de alta tecnología”.
Descubrió varios intentos de entrada y salida al país de Armas Bio Tecnológicas, casi todas por la Triple frontera. Su trabajo es una pantalla que le permite,en forma encubierta, averiguar cosas que otro no podría. En resumidas cuentas….era espía.
_¡Que me cuenta Jefe!, esto sí que no lo esperábamos. Con razón el SIDE metió sus narices; ya me parecía que no era tan simple la cosa.
_Y vos…… ¿qué averiguaste?
_No mucho, sólo algo que podría o no ser significativo. Angelo Giacusso viajó a Venezuela hace quince días. ¿de dónde decía la autopsia que provenía el veneno que mató a Saúl?
_De Venezuela.
_Opa…. Opa… ¿es esto casualidad o causalidad?
_Villamil se reclino en su asiento. Yo creo Mario----dijo----que este rompecabezas está comenzando a armarse, pero mejor nos vamos a descansar, mañana vamos a estar más lúcidos y a ver las cosas con más claridad…. ¡Hasta mañana!
_ Sí, tiene razón, hasta mañana.
Era muy temprano cuando Villamil y Cuevas ya estaban en la Comisaría
.Fueron a la oficina. Estaban intercambiando ideas cuando llegaron los del SIDE.
Comenzó la reunión; Fourcade, el Jefe, dijo….. Bueno, gracias a las averiguaciones hechas por ustedes, más los datos clasificados con que contábamos, llegamos a la conclusión de que a Saúl lo mataron para silenciarlo.
_¿Silenciarlo?, ¿por qué?_ dijo Mario.
_Porque Saúl había descubierto que habría una venta de armas nucleares y tecnológicas que triangularían en la Argentina a través de la Triple frontera,. La triangulación seria—-SINGAPUR---- ARGENTINA----VENEZUELA.
_El dato nos lo dio oralmente, y creo que es ahí donde se enteraron de la conexión de Saúl con nosotros. Nunca nos llegó el informe escrito en clave que nos prometió; lo mataron antes.
_¿Cuándo sería el intercambio? _preguntó Villamil_ ¿y dónde?
_Esta noche, más exactamente a las 24 hs. en la triple frontera del lado brasileño. Ya nos está esperando el helicóptero para transportarnos. El operativo allá ya está diagramado.- Nadie debe saber que vamos, ni sus familiares, ni sus superiores. Apurémonos que nos esperan nuestros compañeros brasileros y va a ser un día muy complicado.
Cerca de la medianoche ya cada uno estaba ocupando su lugar, todos camuflados. Los ayudaba el bosque que se encontraba a un lado de la precaria pista de aterrizaje.
A la hora señalada comenzaron a ver que se acercaban las luces de varios autos. Al mismo tiempo la luz titilante de un avión comenzaba a verse en el firmamento. La adrenalina le punzaba las sienes. Los autos se acomodaron formando un semicírculo en la cabecera de la pista, La avioneta, con el tren de aterrizaje bajo ya comenzaba a carretear. Paró casi sobre la primera de las Van que estaban paradas.
En un segundo se abrieron puertas y comenzaron a bajar personas de las Van y a trasbordar cajas desde la avioneta. Los intercomunicadores que habían estado en silencio hasta ahora, dieron la voz de ….¡ Ahora!
Pareció que de la tierra brotaban hombres. En minutos comenzó una balacera que duró muy poco, ya que los “HOMBRES DE NEGRO” bajaron sus armas y se entregaron al ver la cantidad de sus compañeros muertos.
Muy pocos quedaron con vida. Los del Servicio rescataron las armas; el valor de las mismas era incalculable, además esto evitaba un posible conflicto internacional. Se comenzó a identificar a los traficantes. Grande fue la sorpresa cuando uno de ellos resultó ser Angelo Giacusso, que no era otro que el sobrino de Vito Mastrángelo.
El SIDE estaba a cargo del interrogatorio. La policía brasileña , dado lo trabajado por el Gobierno Argentino, le dio la prioridad.
Angelo estaba sentado en la sala; esposado; amarrado a la mesa de la sala de
interrogatorio y con la cabeza baja. En ese momento entró Fourcade, Jefe de la side y especialista en interrogatorios de alto contenido; estaba conceptuado como metódico, paciente y “furiosamente perturbador”.
---Bueno, dijo, escucho todo lo que tengas que decirme----
---¡No voy a hablar si no tengo un abogado a mi lado!
---¡Amigo!, ¡cuánto lo siento! No va a poder ser….. estamos en brasil, no
entenderías el portugués, por lo tanto, de nada te serviría un abogado, así que andá contándome ¿quién es tu jefe , quién hizo la conexión, cómo , cuándo dónde sería el pago?
---Espere… antes quiero negociar, de lo contrario no abriré la boca.
---¿Negociar qué?,¿ Qué pretendés?
---Quiero inmunidad, que me consideren testigo protegido.
---¿Ah si?… ¿y a cambio de qué?… ¿qué información tenés tan importante para poder acceder a eso?
---Muy valiosa. Sé quién mató a Saúl Larroux y al Médico Forense, y los
nombres de los jefes encargados de las ventas de armas y de la triangulación.
_Esa es una negociación que no estamos en condiciones de resolver solos. Debemos contar con la autorización de nuestros superiores.
_¡No por favor!, ¡no hable con nadie! ¡Escúcheme! , total, ya de esta no puedo safar ¡pero prométame inmunidad!
_ Lo escucho primero; luego veremos, todo depende de qué tenga para decirnos.
_Escuchen: Saúl Larroux era un espía internacional , nosotros descubrimos que se había infiltrado en una de nuestras células, y ante la posibilidad de su descubrimiento y como todavía no se había contactado en forma escrita con Uds. La resolución fue silenciarlo. El encargado de hacerlo fue mi tío Vito, que la noche de la tormenta, y sin que nadie lo notara, agregó unas gotas del veneno que nos trajo nuestro contacto en Venezuela , en su café.
_¿Y el médico?, ¿por qué a él?--- Simplemente para que no descubrieran lo del veneno. Y todo hubiera salido bien si no entraba a la Morgue uno de sus ayudantes. Por eso “Cato” (ése es el Alias del asesino), tuvo que salir apresurado y no pudo ver que la primera parte del informe ya estaba hecho y quedó justo debajo del cuerpo del Doctor, donde decía precisamente lo del veneno.
---¿Y qué papel jugaron vos y tu tío en todo esto?
---Somos agentes internacionales.
---¡Angelo!, ¡la verdad!
---Bueno en realidad somos “doble agentes”. Respondemos al Gobierno de Argentina y al de Venezuela.
---Buen par de aves de rapiña eran ustedes dos-
---¿Cómo “eran”? ¿a qué se refiere cuando habla en pasado?

---A que su tío cayó en la balacera. Lamentablemente no pudo purgar con su culpa, pero ya tendrás tiempo para llorarlo; ahora falta que nos digas otros nombres; te quedan muchos por decir. Te seguimos escuchando. ¿Para quién eran las armas?, ¿quién organizó la compra- venta?
---Las armas eran para Venezuela; Argentina sólo era un país de paso.
El negocio fue armado en el Ministerio de Defensa; Pedro Cardozo, ayudante del Ministro contaba con todo a mano: cartas con membretes, líneas privadas; conexiones, todo. Y lo supo aprovechar. Formó un grupo altamente especializado y se dedicaron al tráfico de armas.
Siguieron hablando por varias horas. Todos los detalles fueron puestos sobre la mesa; todos los nombres fueron delatados.
Cuando terminó de hablar, el jefe llamó para que lo llevaran a una oficina contigua. Luego se sentó; tomó el teléfono privado y habló un largo rato.
Salieron al patio. Subieron al helicóptero y partieron raudamente.
EPILOGO
Dos hombres vestidos de negro entraron en la mansión. En el comedor estaba Jano fumando un puro. Uno de ellos se paro a su lado y le dijo------ Ya está todo listo, ----Misión cumplida. Sus datos fueron precisos, como siempre ----- jamás se puede dudar de la veracidad de ellos.
Acá está el informe completo, con todos los detalles y el resultado final.
Bien, déjelo sobre la mesa; ya lo leeré y guardaré en la Caja de Seguridad; de
cualquier manera ustedes saben que acá tuvimos una cuota de suerte… pero también saben de que no siempre es así.
Ahora tendrán que apurarse; dentro de dos horas parte un avión que los llevara a Oslo , dentro de este sobre están las instrucciones.
En el Aeropuerto los espera su contacto. El se dará a conocer; la contraseña es “Luz”.
Nos vemos cuando vuelvan. Espero traigan un amplio informe. ¡Exitos!
--¡A sus órdenes!--- esta misión también llegará a felíz término.
--Lo tendremos al tanto por la línea secreta, como siempre.
--¡Hasta pronto!

ZAIDENA- Junio del 2007.-