4 abr. 2010

EL ANIVERSARIO




         Era una noche de verano, la brisa comenzaba a mecer la copa de los árboles, dando alivio a los casi cuarenta grados de ese día. Sonia, conducía  prudentemente por el carril lento de la autopista de regreso a casa, Deseaba llegar a Pilar temprano, ducharse y vestirse para la reunión de esa noche, En el asiento trasero descansaba un primoroso vestido lila y unas sandalias haciendo juego, era su aniversario de  bodas,. 
        El trafico era cada vez mas denso, tomó el celular y  avisó que llegaría con unos minutos de retraso, prendió la radio,  Joaquín Sabina cantaba a viva voz, _Y pasaron las diez y las once, las doce, y la una las dos y las tres y desnudos al amanecer nos sorprendió la_…….Todo quedó en tinieblas, el vehiculo se detuvo , la ruta estaba vacía, solo las  estrellas titilaban en lo alto, Una luz impresionante  lastimó sus pupilas, colores distintos bailoteaban  sin cesar, El objeto plateado giraba es zigzag delante del rodado, la llave de arranque no respondía
.
   El ovni  quedó, como suspendido a centímetros de la tierra, se abrieron las compuertas  y dos pequeñas figuran con enormes y calvas cabezas se acercaron, telepáticamente le comunicaron __No temas, somos amigos_ uno de ellos tomó su mano dercha, un extraño sopor la invadió
      Al despertar, miró enredador desconcertada, el paisaje era desconocido, cerros rojizos y un camino polvoriento se perdía a lo lejos. Miro su reloj, ocho y treinta de la mañana del día 17 de febrero _ imposible_-Quince días se habían  borrado de su memoria_ ,. Atontada puso el auto en marcha, cerró las ventanillas, el polvo se filtraba por los burletes mezclándose con sus lágrimas, provocándole una persistente tos, la visibilidad era escasa. 
    Manejó casi tres horas  hasta que la aguja del combustible quedó en rojo, descendió del rodado, a lo lejos divisó un caserío, camino dando tumbos, se sentía mareada por la altura y el calor que nublaban sus sentidos, cayó de bruces en la calle principal de la aldea, los lugareños corrieron hacia ella. Después el sueño vela, persona oscuras ataviadas de blanco con raros tatuajes, hablando una lengua indescifrable y dulce.
.
    ¿Cuántas  tiempo?. Cuando al fin pudo abrir los ojos, estaba en una lujosa habitación y Claudio le sonreía _Mi amor, ¿como te sientes?, ya todo pasó, la operación fue un éxito._
Ella lo miró con asombro_¿Que me pasó?_ el respondió solicito_ La noche de nuestro aniversario ¿recuerdas?, con nuestros amigos habíamos preparado una fiesta sorpresa, cotillón, Karaoke, banquete, globos, llamaste avisando tu retraso  después de una hora , pasado ese tiempo salimos a buscarte con el auto de Camila  Te encontramos a unos cincuenta kilómetros de casa, estabas inconciente dentro el auto, sucia de polvo, te trasladamos a al dispensario cercano, pero sugirieron derivarte  a un centro de alta complejidad, allí, los facultativos después de varios estudios decidieron operar  pues revelaban una mancha  en tu cerebro, fueron ocho horas de incertidumbre……….. El cirujano que  realizó la operación  me explico que había que esperar cuarenta y ocho horas parar la evolución, lo mas extrajo es que el objeto extraído se había desintegrado.
   Los días pasaban y tu no reaccionabas, hablabas  de seres extraños vestidos de blanco, de sierras, de días perdidos _ ella sonrió _ entonces no soñé_ .
     Dos días después, un oficial de policía golpeó la puerta del cuarto,  y dirigiéndose a Claudio, explico_ Señor, todo está en orden, el motor perfecto, solo nos desorienta el polvo rojo pegado al automóvil, inexistente en esta zona, Sonia contestó rápidamente, _imposible, ese día yo misma lleve el auto al lavadero y lo retiré después de hacer de comprar , el vestido y los zapatos lila que coloque`en el asiento trasero ¿ ¿Sabe oficial? Era nuestro aniversario de bodas_
             El hombre los miró asombrado_ Señora en el asiento trasero de su auto solo encontramos una tunica blanca con jeroglíficos extraños, como ese que usted tiene tatuado en su tobillo izquierdo_ Sonia, bajo la mirada y si, allí había un dibujo tan real como su aventura .
                                                El silencio flotó en la habitación
    

Lydia Raquel Pistagnesi